Consejos para decorar
salón grande

Si te enfrentas a la tarea de decorar o redecorar un salón grande, a lo largo de este artículo te daremos las 5 claves para hacerlo con estilo y de forma profesional. En la mayoría de los hogares, el salón se trata de la estancia visible para todos los invitados, por lo que, es relevante estudiar su diseño interior. Pero si a esto, le añadimos que se trata de un salón de grandes dimensiones puede ser una verdadera pesadilla. Podemos no saber por dónde empezar o qué tipo de distribución es la más adecuada. En estos casos puedes.

Si no quieres complicarte y buscas tener un salón grande, perfectamente distribuido y con estilo, no dudes en contar con profesionales de arquitectura y diseño de interiores.

Establece un punto focal

La creación de un punto focal respecto al cual se ubicarán el resto de muebles y objetos es un básico que permitirá empezar a amueblar el salón grande por algún sitio. De esta forma, se transmite una sensación de equilibrio en vez de caos y monotonía.

Una chimenea, por ejemplo, puede convertirse en el elemento arquitectónico o decorativo más destacable que haga de referencia para los demás. Por otro lado, los cuadros grandes y llamativos también se convierten en un valor seguro en la decoración de salones grandes.

Distribuye primero el espacio

Uno de los errores más comunes a la hora de empezar a decorar un salón grande es la creencia de tener que ocupar todo el espacio. Cuando pensemos en la distribución de nuestro salón grande, debemos tener en cuenta zonas de tránsito que permitan la circulación sin problemas y con toda la comodidad.

No podemos caer en el error de saturar el salón grande con un montón de objetos solo por miedo a que se vea vacío. Elige los muebles necesarios para tu comodidad y ubícalos separados de las paredes para que ocupen más espacio.

Otra técnica que funciona es colocar los muebles de manera que propicien una experiencia agradable. Por ejemplo, si solamente colocamos un sofá, no nos inspirará nada. Pero si añadimos dos butacas y una mesa de centro, ese rincón se convertirá en el escenario perfecto para conversar y pasar un buen rato. Lo mismo ocurre cuando colocamos una lámpara cerca de un sillón confortable y una mesita. Busca crear espacios con sentido.

Define un estilo de decoración

Un paso crucial antes de decorar tu salón grande es definir su estilo. La principal diferencia es que en las estancias más grandes se notan más las malas decisiones. Para que sea sencillo, lo aconsejable es optar por un solo estilo y elegir el resto de elementos decorativos y el mobiliario a su alrededor.

A espacios grandes, muebles XXL

Esta es la primera regla en decoración. Hay que escoger un mobiliario lo suficientemente voluminoso como para llenar gran parte de tu estancia. Para que la composición se vea lo más armoniosa posible, combina muebles de distintas alturas, colores y materiales.

Otro recurso muy práctico es utilizar lámparas grandes, así como modelos colgantes que proporcionen dinamismo.

En cuanto a los sofás, puedes decantarte por los sofás en forma de L, que facilitan el paso por la zona y hacen del salón grande un espacio más acogedor. Las maderas y las fibras naturales también serán buenos aliados.

Además de completo, práctico y bonito, un salón ha de ser dinámico y enriquecedor. Juega con distintas texturas, materiales y volúmenes para transformar un espacio plano y sin vida en otro con mucho estilo y carácter.

Separa tu salón por ambientes

Divide y vencerás. Puedes delimitar el salón en diferentes áreas. Lo más común es delimitar el salón y el comedor, o salón y estudio. Para diferenciar ambos espacios, ayúdate con muebles altos, alfombras o diferentes colores en las paredes.

También puedes aprovechar para crear un rincón especial cuando decores tu salón grande, como por ejemplo un rincón de lectura con la ayuda de un asiento colgante, por ejemplo. Añade algunos elementos decorativos que tengan un nexo en común, como la alfombra, y tendrás una combinación perfecta para tu rincón.